El equipo mas que el resultado

Los que ya llevamos mas años que otros en esto del voley, podemos afirmar con casi total seguridad de cuales son los recuerdos mas bonitos desde que nos enamoramos por primera vez de este deporte.

Parece absurdo, pero con el paso del tiempo lo que primero perdemos entre las tinieblas son las victorias y las derrotas concretas, que en aquellos momentos parecían tan importantes.

Por supuesto se nos quedará para siempre bien claro aquel torneo o campeonato que ganamos, o aquellas maldita ocasión perdida de ascender. Pero también nos olvidamos de aquella liga en la que quedamos terceros, cuartos, quintos, etc. Apenas podemos distinguir entre una temporada y otra, apenas te acuerdas de resultados concretos de los partidos, porqué, en fin, ahora sabes que valen lo que valen.

Sin embargo si hay algo que es inolvidable: nuestro equipo. El recuerdo de los compañeros y compañeras que hemos encontrado a lo largo de nuestra carrera mas o menos profesional. Los amigos y amigas con l@s que hemos crecido, hemos compartido centenares de entrenos, miles de ejercicios por pareja. Las risas, los chistes en el vestuario. Los partidos fuera con viajes infinitos. Hasta las broncas, aquellos entrenadores que odiamos y otros que aún agradecemos con el pensamiento. Los llantos, las crisis de ansiedad, las ganas de dejarlo, la motivación para seguir luchando.

Que quede claro, hay que perseguir el resultado, porque el resultado nos motiva y nos mantiene junt@s. Pero de vez en cuando hay que disfrutar de nuestro equipo con el cual compartimos nuestra experiencia, por que siempre llevaremos estos recuerdos con nosotros. Es una de las tantas perlas gratuitas que nos regala este deporte maravilloso.

Deja un comentario