El mejor sistema de ataque de voleibol

Cuando pasamos de categorías alevines a infantiles, empezamos a diseñar sistemas de juego donde es importante saber primero qué tipología de jugadores tenemos (elegir el sistema y adaptarlo según el nivel y capacidades de tus jugadoras y no adaptar ellas al sistema). Por esto hoy te quiero presentar lo que para mi representa el mejor sistema de ataque de voleibol para categoría juniors (menos de 18 años).

Se suele empezar con un 4-2 donde coloca la colocadora delantera, o un 6-2 donde coloca solo la que está atrás y la delantera se convierte en atacante. Cual de los dos sistemas es más fácil?

PARTIMOS POR UN SISTEMA DE ATAQUE DE VOLEIBOL 6-0

Yo creo que debemos partir de un 6-0, donde no especializamos a nadie y todas juegan de todo. El colocador de la selección italiana, Simone Giannelli, por ejemplo, ha sido atacante hasta los 18 años. Imaginaos el nivel de los colocadores que había en su equipo y en la selección italiana para que el no colocara, o pensad en que a lo mejor ha ido desarrollando sus habilidades como colocador con el tiempo y no con 12/13 años.

Tu eliges quien es el que coloca, por ejemplo la que está en 2 o la que está en 3. Yo suelo añadir que cuando el segundo toque se queda lejos de la red, desde los 5 metros hacia fuera del campo, debe ser la jugadora que está en zona 6 quien se encarga de colocar un balón alto, nada más.

Agradable y sencillo. ¿Verdad?

SIGUIENTE PASO, EL SISTEMA DE ATAQUE 6-3 EN VOLEIBOL

En España aún no he visto a nadie probar esto y me parece raro ya que, repito, adaptas el sistema a tus jugadoras y no tus jugadoras al sistema. 

Con el sistema de ataque de voleibol 6-3 tenemos la posibilidad de utilizar 3 jugadoras fijas como colocadoras, que seguirán rematando en aquellas posiciones donde no tendrán que ejercer de colocadoras. Pones esas tres en posiciones no adyacentes en tu rotación, por ejemplo, 1-3-5. Cuando uno de esas jugadoras está en la posición 2 o 3, será la colocadora. De lo contrario, son atacantes.

POR QUÈ ES EL MEJOR SISTEMA EN INICIACIÓN?

Este sistema es una forma de comenzar a desarrollar colocadoras y al mismo tiempo comenzar a enseñar el cambio de posición. Sin embargo, es un cambio fácil: solo un lugar. Potencialmente, podría hacer un cambio de posición similar en otro lugar para enseñarlo allí también.

Para mi es también un sistema competitivo cuando no tenemos jugadoras que vienen de categorías inferiores y comienzan ya con 13/15 años a jugar. Todo lo que sea atacar debe ser el objetivo, de lo contrario dejarán de seguir jugando. Este sistema te permite precisamente esto: responsabilizar 3 jugadoras sobre la necesidad de colocar para que las otras 3 rematen.

Pasar a un sistema de 2 colocadoras

El siguiente paso es especializar más a las colocadoras. En el sistema 4-2 tienes dos versiones:

  • Coloca la que está adelante
  • Coloca la que está atrás y la de delante remata (llamado también 6-2)

Pero, además, puedes decidir si la colocadora, cuando está delante, se posiciona en zona 3 o 2. Normalmente la colocamos en zona 3 cuando empieza porque no tiene mucha fuerza para mandar un balón desde 2 hacia 4, mientras sigue teniendo 2 opciones de ataque si está en zona 3 colocando (puede colocar en 4 o alto hacia 2).

Como puedes entender, el sistema 4-2 es interesante para seguir con la progresión de las colocadoras y aumentar el rendimiento en ataque, pero es limitante si tenemos colocadoras con un nivel medio, a las cuales podemos ofrecer ya la alternativa de colocar con penetración.

Sistema de ataque de voleibol 6-2

Se trata de la otra variante del 4-2, que en Estados Unidos es más frecuente porque allí se pueden hacer 16 cambios por set y cada vez que la colocadora llega a puestos delanteros, y la opuesta acaba atrás, se hace doble cambio para que siempre esté la colocadora atrás y la opuesto adelante.

Al no tener la posibilidad de hacer 16 cambios, podemos, en todo caso, simular un sistema 6-2 indicando a la colocadora zaguera como aquella que siempre colocará, mientras la delantera se convertirá en atacante. Otra vez, tendrás que adaptar el sistema al nivel de tus jugadoras (de nada sirve tener una colocadora convertida en atacante si no sabe rematar ni bloquear).

Este sistema implica que la colocadora zaguera deba realizar las penetraciones y por lo tanto mejoramos su forma de jugar, junto a la de todas las jugadoras, que deben ahora pensar más en las posiciones de rece y defensa ya que hay cambios. Pero debes estar segura de que tu colocadora sepa correr y desplazarse de la forma correcta para llegar al punto de colocación. Trabaja este aspecto antes de enseñarles la penetración.

Ejemplo 1 de ejercicio para la velocidad de la colocadora de voleibol

4 balones que lanza el entrenador desde la posición 5, altos hacia 4, 3 (en la linea de 3mt) 6 y 2. La colocadora penetra desde zona 1 y debe colocar los 4 balones hacia 4 (si tiene fuerza, si no le dirás que sean hacia 3). Luego hacer lo mismo pero colocando hacia 2.

Ejemplo 2 de ejercicio para la velocidad de la colocadora de voleibol

Ponemos dos aros en zona 3 y le pedimos a la colocadora que primero haga una simple carrera desde zona 1 hacia los aros y coloque el pie derecho en el aro más cerca de la red y el izquierdo en el otro. Coloca, además, las manos, como si fuera a colocar. En este punto debe quedar inmóvil para ver su posición. La posición correcta es con el hombro derecho cerca de la red y en posición de empuje hacia 4; los piés, el tronco y la cabeza miran hacia 4, y por supuesto los brazos y las manos.

La colocadora debe estar perpendicular a la red.

Una vez repetidos estos movimientos unas cuantas veces, podrás lanzar el balón para que lo hagan ya simulando una situación real.

Al principio verás cómo las jugadoras estarán mirando zona 5 o 6 (o la zona de donde lanzarás el balón) y por lo tanto el balón irá hacia estas zonas. Aqui debes insistir mucho antes de utilizar el 6-2 con penetración, por que si no de nada te servirá tener 3 atacantes delante si el balón lo coloca hacia zona 5 o 6.

Un consejo: sé paciente a la hora de enseñar esta rotación ya que encontrarás muchas barreras por parte de las chicas, que deben dejar una zona de confort por una zona desconocida. 

Terminar con el sistema de ataque de voleibol 5-1

En prácticamente todos los equipos del mundo, desde cadetes hasta seniores, el sistema elegido es el 5-1. Aún así yo sigo pensando que no todos los equipos pueden aplicar el mismo sistema. A caso comprarías 100 pares de zapatos del número 41 y esperarías a que todo el instituto esté cómodo con ellas? O prepararías 100 platos de lentejas y esperarías que todos los alumnos estén contentos de comerlas? )

Aqui te dejo otro sistema de voleibol que aplico cuando no tengo opuesto.

El sistema 5-1 es básicamente mitad 4-2 y mitad 6-2. Cuando la colocadora está en primera fila, es como un sistema 4-2. Cuando la colocadora está atrás, es básicamente un 6-2. La diferencia es que en el 5-1 el colocador es el mismo para las seis rotaciones.

Puedes preguntarte legítimamente si hay algún valor real al pasar de 4-2 a 6-2 en lugar de simplemente ir a 5-1. Después de todo, estarás introduciendo la penetración en ambas situaciones. Tienes que considerar otras cosas para realmente tomar la decisión correcta, y te cuento a continuación de qué se trata.

Consideraciones adicionales

Al final de cada entrenamiento, debes mirar a tu equipo y tener en cuenta la situación en la que te encuentras. Si estás en un entorno competitivo donde la expectativa es que juegues para ganar todo el tiempo, debes elegir la opción más ofensiva. El sistema que maximiza esa probabilidad (teniendo en cuenta que a veces supondrá sacrificar otros fundamentos a corto plazo para obtener un mejor rendimiento en el futuro) es el 5-1.

Si te encuentras en un entorno de desarrollo, debes concentrarte en el sistema que ayudará a tus jugadoras a avanzar mejor en su camino de crecimiento. Esto es algo que un sistema 6-3 o 4-2 te permiten.

CONDICIÓN FÍSICA

Para las jugadoras más jóvenes, especialmente aquellas que aún están creciendo y donde la capacidad física final no está clara del todo, estoy a favor de una menor especialización. Para las jugadores más maduras físicamente, es una historia diferente, aunque incluso allí vale la pena darles la oportunidad de trabajar en todas las habilidades.

Hasta aquí estas reflexiones sobre los diferentes sistemas de ataque de voleibol y de como, para mi, es importante adaptar el sistema al nivel físico y técnico que tiene tu plantilla, y no al revés.

Te espero para recibir feedback y saber que haces tu para mejorar la performance en ataque de tu equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *