Las claves del éxito en voleibol

Las claves del éxito en voleibol

Se trata de un tema que debería ser recurrente en nuestro mundo como entrenadores, y en este deporte, sobre todo en aquellos países donde el voleibol no es un deporte profesional sino más bien una actividad lúdica pero sin más.

¿Qué se entiende por éxito?

El primer punto de esta discusión es definir el término principal aquí: éxito. Para este propósito, estoy usando el éxito en el sentido de ganar. Eso lo es todo.

No estoy diciendo que el éxito solo se puede medir en términos de victorias. Yo sería el primero en argumentar en contra de esa medida. Hay muchos entrenadores que consideraría bastante exitosos y que no tienen una vitrina de trofeos llena. Para mi, por ejemplo, ser entrenador de éxito en categorías juveniles es poder formar a mis jugadoras para poder convertirse en jugadoras profesionales. Ya que esto supone sólo un 5% del total de jugadoras que entreno (si todo va bien) el 95% lo dedico a formar personas, a desarrollar y ayudar a que adquieran aquellas habilidades humanas de las que hablo en otros artículos.

Entonces, ¿por qué ganar?

Honestamente, estoy enmarcando esta discusión en términos de éxito en la forma de ganar por dos cosas. Una es que es una métrica fácil y común que todos pueden entender y comparar. La otra es que, con demasiada frecuencia, lo que realmente impulsa este tipo de éxito para un entrenador determinado no se comprende bien, incluso para ellos mismos.

Los elementos del éxito en el coaching

Para abordar ambos aspectos de este tema, quiero hablar de los elementos que creo que contribuyen a ganar. Aquí están.

Talento: Con esto me refiero a la calidad, profundidad y amplitud de jugadores disponibles para el entrenador.

Organización del equipo: esta es la capacidad del entrenador para formar el mejor equipo posible de sus jugadores y hacer que se desempeñen de manera óptima como unidad.

Entrenamiento: Cuán efectivo es el entrenador en el desarrollo de habilidades y capacidades tácticas tanto individuales como colectivas.

Gestión de jugadores y equipos: Es la capacidad del entrenador para sacar el máximo partido a sus jugadores, tanto a nivel individual como colectivo desde la perspectiva de la comunicación y la psicología.

Gestión de la competición: estas son las habilidades del entrenador con respecto a la toma de decisiones en el momento del partido, la exploración del equipo adversario y la preparación de una estrategia.

Administración: Se refiere a capacidad del entrenador de mantener las cosas organizadas fuera de la cancha.

Recursos: Todo lo que influye en la calidad y/o cantidad de lo que el entrenador puede hacer con su equipo/programa.

Ganar a pesar de

Una gran parte de lo que me motivó a escribir este post, y los enlaces anteriores, es la idea del entrenador que gana a pesar de algunas deficiencias en sus métodos.

Este es el entrenador que gana a pesar de las técnicas de entrenamiento anticuadas. Estos pueden compensarse con muy buenas habilidades de gestión de jugadores y equipos. Tienen jugadores que siempre están bien motivados y dispuestos a hacer cualquier cosa por ellos.

¿Qué pasa con el entrenador que grita y grita todo el tiempo? Se suele compensar esta mala práctica con el hecho de tener jugadores con un talento significativamente mejor que todos los demás en su liga. De lo contrario, es muy difícil de que su equipo llegue a ganar algo.

¿Qué tal el entrenador que no hace un gran trabajo organizando para su equipo? Eso podría compensarse con buenas habilidades de entrenamiento y la capacidad de hacer todo lo correcto durante un partido.

Perder a pesar de

La otra cara de la moneda de ganar a pesar de algunas deficiencias en el entrenamiento es perder a pesar de ser realmente fuerte en una o más áreas. Podrías realizar las mejores y más efectivas sesiones de entrenamiento del mundo, pero si te equivocas durante el partido, no servirá de mucho. Es posible que tengas un equipo con el mayor talento de todos, pero si tus habilidades de gestión de jugadores y equipos son deficientes, es probable que tengan un rendimiento inferior al esperado. Recuerda que hay partidos, por ejemplo los que terminan 3-2, donde la diferencia final de puntos puede ser mínima, incluso igual o, peor aún, superior a la del equipo ganador. El nuestro es un deporte donde cualquier detalle cuenta, no lo olvides.

¿Qué es lo más importante?

Entonces, si realmente quieres tener éxito, ¿dónde creo que deberías concentrar tu tiempo y energía? Permítanme dejar de lado los aspectos de talento y recursos, porque muchos entrenadores tienen poco control sobre este elemento de las cosas, especialmente a corto plazo. Entre las restantes, sugeriría que la organización del equipo es el elemento que tiene la mayor influencia en el desempeño del equipo, particularmente al comienzo de una nueva temporada.

Ahora, si tu equipo está compuesto por un grupo de niños que nunca antes han practicado este deporte, entonces es probable que debas priorizar el entrenamiento sobre la organización. Dicho esto, puedes (y probablemente deberías) incorporar fácilmente el trabajo de organización en la formación para lograr dos propósitos.

Pero definitivamente no estoy diciendo que el resto de la lista no sea tan importante. Dada la forma en que se superponen y cómo los requisitos de enfoque pueden cambiar con el tiempo, todos pueden ser extremadamente importantes en diferentes puntos.

Y eso en realidad trae un buen punto para cerrar.

En realidad, podría agregar un octavo elemento a la lista anterior, como la forma de saber. Ese es probablemente el elemento más influyente de todos. Y significa que probablemente necesitas trabajar continuamente para mejorar en las siete áreas anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: