10 consejos para mejorar el saque en voleibol

Tanto si eres nuevo como si has estado enseñando durante años, siempre hay conclusiones valiosas de lo que otros entrenadores han discernido a lo largo de sus carreras.

Los estilos de aprendizaje, las necesidades de entrenamiento y el nivel de habilidad general de tu equipo de voleibol siempre están cambiando. Pero lo que permanece constante son las habilidades superiores que necesitan para jugar bien individualmente y como equipo. Una habilidad fundamental en el voleibol es el servicio. Entonces, para ayudar a guiar su estrategia de enseñanza, he compilado una lista de 10 consejos para mejorar el saque en voleibol.

1. DESARROLLAR UNA FILOSOFÍA DE SERVICIO

Nivel de servicio
El servicio, a nivel de infantiles y/o cadetes, puede ser un arma ofensiva importante. Sin embargo, también puede ser un talón de Aquiles para muchos equipos. Por lo tanto, tu filosofía de saque debe complementar el nivel competitivo y el nivel de habilidad del equipo que está entrenando. Esta será una parte importante de cómo enseñar el saque, ya que, con frecuencia, hará referencia a la filosofía detrás de la habilidad.

Al adoptar una filosofía de saque, imagino una escala del uno al diez; indicando el servicio más conservador con un «uno» y el servicio agresivo con un «diez».

2. COMPONENTES DE UNA FILOSOFÍA DE SAQUE EXACTA

Una filosofía de saque precisa debe tener en cuenta varios puntos clave sobre tus jugadores, tu adversario y tu estrategia general de saque. A continuación, se muestran algunos elementos a tener en cuenta:

  • Receptor/as débil/es
  • Conocimientos previos del equipo adversario
  • No asuman que un buen jugador defensivo es un buen receptor de saques.
  • Sirve a los receptores que acaban de cometer un error de cualquier tipo.
  • Ser implacable
  • Cambiar el lugar donde sacar, incluso el punto desde donde sacar
  • Cambia mucho justo al final de un set
  • Alterna saques cortos a saques profundos
  • Siempre observa como se prepara la linea de recepción.
  • Observa desde donde sale la colocadora

3. CONOCE TU NIVEL DE COMPETENCIA

Hay tres niveles principales de competencia en el voleibol juvenil y cada uno conlleva un grado diferente de expectativas de los jugadores y prioridades de entrenamiento.

NIVEL AVANZADO
En el nivel avanzado, un servicio de voleibol preciso y agresivo es imprescindible. PuedeS medir la efectividad de un servicio utilizando la proporción de ace/error. En términos generales, debe apuntar a una proporción de Ace/Error de 1: 1 o mejor.

Intenta eliminar o reducir los servicios que acaban en la red. Para mi siempre es mejor un fallo al fondo del campo que mandar el balón a la red. Causa menos estrés en las adversarias, que están concentradas para recibir, ver que el balón ni siquiera llega a tener que desplazarse rápidamente hacia el fondo y dudar si recibir o no.

Por último, los equipos de nivel avanzado deben ser precisos y tener una alta tasa de éxito para alcanzar el objetivo.

NIVEL INTERMEDIO
En el nivel intermedio, la precisión también es una habilidad esencial. Es menos probable que el equipo contrario tenga receptores de saque competentes y, en general, tendrán menos experiencia. Trabajar en la precisión con tus jugadoras de voleibol asegura que tengan una ventaja en esta área.

En este nivel, las jugadoras probablemente no serán tan competentes con servicios agresivos, aunque es importante enfatizar el buen ritmo.

NIVEL DE INICIACIÓN
Si entrenas voleibol infantil o jugadores en el nivel de iniciación, tu enseñanza debe enfatizar en la reducción de errores y hacer esforzar a tus adversarias a que cometan menos errores. Se trata de partidos donde suele ganar el equipo que menos errores comete, así que empieza por entrenar un saque acertado, sin muchas prioridades ni objetivos específicos, para que luego las adversarias tengan que construir una acción y no cometer errores.

En nivel de iniciación suelo apuntar todos los saques que han entrado en campo como «+» y los fallados como «-» para luego trabajar con las jugadoras sobre este aspecto.

4. MANTÉN TU FILOSOFÍA DE SAQUE PRINCIPAL

Antes de un partido, tómate un tiempo para recordarle a tu equipo tu filosofía de servicio. Esto ayuda a enfocar la estrategia de juego y mantener sus objetivos generales al frente de sus esfuerzos. En mi caso, por ejemplo, solemos trabajar durante toda la semana una prioridad específica, como un saque en una determinada zona del campo (conflicto entre jugadoras) o hacia una determinada jugadora. Ser agresivas desde el primer saque y encontrar debilidades en las receptoras a mano que vaya evolucionando el juego. Siempre les pido, incluso en los tiempos muertos, que se centren en su tipo de saque, que sigan siendo agresivas, quitando la tensión hacia otra jugada que quizás hicimos más.

Al servir con dureza y agresividad, nosotras:

  1. Mantendremos a las adversarias lejos de poder crear un ataque peligroso
  2. Dejaremos a las adversarias con menos opciones de ataque y por lo tanto, más facilidad para «leer» el juego y posicionarse para bloquear y defender.
  3. Es probable que recibamos una free y podamos crear un contraataque eficaz.

Recuerda que en voleibol femenino (que no en el masculino) por cada acción del complejo KA1 se juegan 2 y1/2 del complejo KA2, por lo tanto es muy importante trabajar el saque en tu entrenamiento del complejo KA2.

El equipo debe adoptar una actitud de que un buen servicio agresivo finalmente resultará ser la opción ganadora si se mantienen firmes con el plan y lo ejecutan. . Un buen y agresivo servicio fallado no se puede percibir como una decepción, solo como una oportunidad perdida que se corregirá en el siguiente servicio.

5. DEFINE TU IDEA DE UN BUEN SAQUE AGRESIVO

Siempre sienta las bases para los términos que usas con frecuencia (palabras clave) para asegurarte de que todos estén «en la misma página del libro«. Si les pides a tus jugadores que utilicen un saque agresivo, asegúrate de definir claramente cómo se ven, cómo se deben sentir y cuál debe ser el resultado esperado.

Lo más importante es que debes ser constante. Debido a la naturaleza de este tipo de servicio, un entrenador no puede expresar su disgusto en un servicio fallado si está pidiendo agresividad.

Lo más importante es que debes ser constante. Debido a la naturaleza de este tipo de servicio, un entrenador no puede expresar su disgusto en un servicio fallado si está pidiendo agresividad.

Aquí hay algunos puntos clave más a tener en cuenta al definir un buen saque agresivo para tu equipo:

  • Elimina los saques en la red tanto como sea posible
  • Obliga al adversario a tomar una decisión.
  • No intentes mejorar un servicio perfecto
  • Establece un ritmo. Retrocede si es necesario
  • Mezcla la selección de saques: por ejemplo, alterna servicios profundos y difíciles con saques cortos
  • Comprende cuándo abandonar los servicios agresivos y avanzar hacia los más conservadores.
  • Comprende las buenas situaciones en la que se puede pedir un saque agresivo (Por ej. al comienzo del set, o cuando estamos muy por delante o por detrás. De nada sirve ir 8 puntos abajo y sacar fácil.

6. CONOCE LAS SITUACIONES IMPORTANTES DE SAQUE

Durante un set, tendrás numerosas oportunidades para aplicar tu estrategia de saque (debes tener una que tus jugadoras conozcan y quieran aplicar) y modificarla de acuerdo con la situación. Estas son algunas de las situaciones de saque más importantes a las que debes prestar atención, ya que pueden usarse en beneficio de tu equipo:

  • Punto de set o de partido
  • Después del tiempo muerto (odio que mi jugadora saque fácil si el otro entrenador ha pedido un tiempo propio para que haga esto).
  • Después de un cambio (incluso sacar a la nueva que entra).
  • Recordar los saques fallados por otros compañeros
  • Después de ganar un punto largo o una gran jugada: impulso
  • Primer saque del partido o del set (aquí no escucho justificación alguna).

7. AYUDA A TUS JUGADORAS CON LAS SEÑALES

Otro elemento crucial del servicio son las señales con las manos. Estos son geniales para repasar con tu equipo y tienen numerosas ventajas. Por un lado, anima a quien saca a concentrarse y realmente presta atención a la distribución de los jugadores en la cancha. Además, ayuda a establecer una estrategia entre la jugadora que saca y el resto del equipo. Sin señales, quien saca debe decidir ( o está pensando en que hacer esa noche, que también pasa).

Mientras ayudas a tus jugadoras con las zonas de saque, ten en cuenta lo siguiente:

¿Pueden tus jugadores apuntar hacia zonas específicas del campo? Puede que una, que dos, que alguna más, pero igual no debes pedir a todas que lo hagan si sabes que no pueden o no quieren ni siquiera ser distraídas durante el saque. Conoce tus jugadoras.
Reduce el número de zonas si tienen problemas (limita a una diferencia entre saques profundos y cortos)

8. BUSCA ESTAS TENDENCIAS:

Estos son algunos elementos importantes para llamar la atención de tus jugadores. A veces no se dan cuenta de que han creado una barrera mental y pueden pasar por alto u olvidarse de buscar estas tendencias en el equipo contrario.

  • Una jugadora ha fallado el primer saque
  • Una jugadora que suele fallar siempre después de uno o dos saques buenos

Si descubres que existe una barrera mental que hace que un jugador pierda estos elementos clave, fíjate una meta para ayudarlo a superarla.

9. CONSIDERA LA ESTRATEGIA Y LA ALINEACIÓN DEL JUEGO

¿Tienes en cuenta la fuerza del saque de tus jugadoras cuando creas la rotación inicial? Si no está haciendo esto actualmente, ahora es un buen momento para comenzar.

Cuanto más débil sea el nivel de habilidad de tu equipo, más importante es conseguir buenos sacadores al principio de una rotación. Sacar puede representar hasta el 70% de tu fuerza de ataque, así que planifica con antelación y ten en cuenta el nivel de habilidad individual de cada jugadora.

10. USA ESTADÍSTICAS

Realmente hoy en día es bastante fácil dejar que una jugadora en el banquillo apunte fallos u otros tipos de saques con su móvil. Hazlo de forma gamificada para que le parezca más divertido. Usa puntos.

Si no tienes un colaborador que lo puede hacer por tí, siempre es bueno que las jugadoras en el banquillo se involucren para que vayan aprendiendo y creciendo con esta «lectura».
Los números ayudan a informar sobre tu filosofía de saque al igual que informan sobre tu sistema táctico general. Utiliza lo siguiente para orientar el «cómo» y el «por qué» de tu enfoque de saque:

Sistema de puntos
5 = Punto directo
4 = Si el saque hace que la rece devuelva el balón a nuestro campo (free)
3 = Si la colocadora adversaria solo tiene una opción de ataque (desplazada hacia 4, 2 o atrás)
2 = Si la colocadora adversaria tiene dos opciones de ataque (lejos de la red)
1 = Si la colocadora adversaria tiene tres o 4 opciones de ataque (rece que llega perfecta a zona 3 a sus manos)
0 = error al saque

En un campeonato cadete/juvenil de alto nivel puede que te encuentres con muchos «2» y «3», mientras que en un infantil con muchos «0», «2», «5» y «4».

Hasta aquí los 10 consejos para mejorar el saque en voleibol. Espero que te sean de ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *